En nuestros talleres disponemos de cabinas de lacado y secado  y de un túnel de pintura en polvo que realiza el proceso completo de lavado, desengrasado, secado de humedad y lacado con pinturas poliéster, epoxi o epoxipoliéster.

De este modo podemos pintar elementos fabricados en todo tipo de materiales, también en metal, e incluso aquellos que van a sufrir que van a estar expuestos a las inclemencias metereológicas o corren riesgo de sufrir golpes y rayaduras.